Victoria Plus,

hoja DE ruta DEL  Ejército 2018

Por mayor general

Ricardo Jiménez  Mejía

Jefe de la Jefatura de

Estado Mayor de Operaciones Ejército

 

Desde 2011 el Ejército Nacional, en el marco de su proceso de transformación, realiza periódicamente una serie de ejercicios denominados Comités de Revisión Estratégica e Innovación (CRE-i), para hacer un análisis de las situaciones y desafíos que a diario se presentan en el país, el entorno internacional y con los factores de inestabilidad cambiantes. En ellos, se convoca a un grupo multidisciplinario de asesores militares y civiles que revisan las lecciones aprendidas, identifican los retos del presente y proyectan las estrategias hacia el futuro.

 

De allí surgieron exitosos planes de campaña, como Espada de Honor I, II,III, IV y V, los cuales  cerraron el ciclo del conflicto armado interno más antiguo del mundo con una guerrilla hasta llegar a la victoria militar de nuestro Ejército, luego de alrededor de 52 años de conflicto armado, y cuyo fin se materializó con la firma de los acuerdos entre el Gobierno nacional y las Farc.

 

Sin embargo, este escenario representó para las Fuerzas Militares un nuevo reto, pues en este entorno cambiante aún se vislumbran tanto amenazas persistentes como  nuevas, las cuales deben ser neutralizadas para brindar tranquilidad y estabilidad integral a la Nación. En este sentido, como resultado de un nuevo CRE- i, durante 2017 se ejecuta el Plan de Campaña Victoria, de Estabilización y Consolidación, en el que se contemplan los siguientes tres roles estratégicos: apoyar el control institucional del territorio, fortalecimiento institucional y cooperación y desarrollo para alcanzar un estado final con un Ejército disciplinado, moderno, profesional, afianzado en sus valores, capaz de neutralizar las amenazas internas, para contribuir a la consolidación de una paz estable y duradera y al desarrollo del país.

Para 2018, luego de haber conseguido importantes resultados operacionales el año anterior y ante un contexto dinámico que es objeto permanente de análisis, se evidencian mutaciones en la amenaza, entre estas, la presencia de grupos armados organizados (GAO) en algunos departamentos, cambios en el modo de operar de los frentes de guerra y  urbanos del Eln, el preocupante asesinato de líderes sociales y el crecimiento del grupo armado organizado residual GAO-residual, es decir, aquellos antiguos combatientes de las Farc que no se acogieron a los acuerdos y siguen delinquiendo.

 

Es por esto que el Comando del Ejército lanza el Plan Estratégico Victoria Plus como sombrilla de todos los planes y estrategias militares desarrollados para garantizar la tranquilidad de los colombianos, con el objetivo de, en resumen, potencializar los esfuerzos conjuntos, coordinados, interagenciales e interinstitucionales de las Fuerzas Militares, la Policía Nacional y Fiscalía General de la Nación, para neutralizar la amenaza persistente del Eln, el GAO- residual, los GAO Pelusos, Puntilleros y Clan del Golfo.

 

Así mismo, para dinamizar el control militar que aporta a la seguridad de la población civil, incrementar la seguridad y el desarrollo con tareas de estabilización que contribuyan a la  implementación de los acuerdos firmados entre el Gobierno y las Farc, fortalecer la legitimidad y la seguridad jurídica de todos y cada uno de los hombres y mujeres de la Fuerza. Todo esto para intensificar los mecanismos de prevención y lucha contra la corrupción, cumpliendo todas esas normas que viene impulsando DANTE como elemento fundamental y eje central de la misión.

Pasar el mouse por la imagen

En consecuencia, en el marco del Plan Victoria Plus se han diseñado los siguientes planes, operaciones y campañas:

 

• Plan Horus: La responsabilidad principal de Horus está en las unidades tácticas, las cuales tienen el objetivo de visibilizar a los soldados y policías, quienes deberán garantizar su presencia en algunas veredas, municipios y departamentos priorizados, donde trabajarán de la mano con la comunidad. De esta forma, este Plan se convierte en un acelerante y dinamizador de Victoria Plus para lograr comunidades seguras.

 

Su gran elemento  es la fusión de inteligencia, las operaciones priorizadas en los corregimientos y en las veredas, la implementación de comunicaciones estratégicas y acción integral como factores relevantes, el fortalecimiento del concepto de Carpa Azul, la visualización y reubicación de Unidades militares y la seguridad a los líderes sociales y de Derechos Humanos, al igual que de quienes están en etapa de reincorporación.

 

• Operación Relámpago Rojo: Se diseñó para neutralizar al Eln, debido a que con sus acciones ilegales afecta la infraestructura económica del Estado. Se enfoca en las áreas priorizadas donde están sus estructuras armadas y logísticas, es decir, en el área del Catatumbo, Arauca, Sur de Bolívar, Chocó y Nariño.

 

Esta amenaza persistente ha sido golpeada por el Ejército Nacional en el año 2018, durante el rompimiento del Cese el Fuego Bilateral, Temporal y Nacional, etapa en la que se registraron 122 neutralizaciones, representadas en desmovilizaciones, capturas y muertes en desarrollo de operaciones militares.

 

• Operación Mayor Zeus: Está diseñada para contrarrestar las acciones del GAO-residual, teniendo en cuenta que la expansión de este a lo largo del territorio nacional obligó a realizar una operación enfocada hacia este factor de inestabilidad, dedicado a efectuar acciones terroristas y manejar el negocio del narcotráfico.

 

• Operación Agamenón II: Es la continuación de la operación Agamenón I, liderada exitosamente por la Policía Nacional.

 

A partir del primero de junio de 2017, las Fuerzas Militares y la Policía se alinearon para continuar con los golpes contundentes a esta organización delictiva. Hoy podemos decir que el GAO Clan del Golfo está golpeado desde el punto de vista de sus cabecillas, quienes viven en zozobra y temor  por las operaciones militares y policiales, así como por el evidente debilitamiento de su componente armado y económico, lo que los hace más débiles y reduce su capacidad de crecimiento.

 

Esta campaña los ha afectado en un 22,6 % de sus efectivos en la estructura armada y la cadena de apoyo tercerizada.

 

 

• La Campaña Militar y Policial Atlas: Responde a un análisis sistemático y estructural a partir del cual el señor presidente y el ministro de Defensa Nacional ordenan a las Fuerzas Militares y a la Policía Nacional realizar una gran campaña en el suroccidente del país, enfocada en el departamento de Nariño. Esto para contrarrestar los factores de inestabilidad y las estructuras del crimen presentes en la región.

 

En este sentido, se activa en el mes de enero la Fuerza de Tarea Hércules, con una gran campaña en la que intervienen el Ejército, la Armada, la Fuerza Aérea y la Policía Nacional, para que a través de un concepto estratégico logren la consecución de estándares aceptables de seguridad en la región, que permitan la prosperidad de sus habitantes en el marco de una economía lícita, como resultado de la neutralización de esas subestructuras del narcotráfico.

 

Es importante resaltar la alineación de esta estrategia en el marco de la Política Integral del Pacífico Sur, liderada por el señor vicepresidente de la República. En ella se articulan las diferentes entidades del Estado para llevar progreso y desarrollo a la región.

 

• Plan Escudo Democrático: Es una operación temporal que va a permitir darle apoyo a la Policía Nacional en las veintidós principales ciudades del país, donde a través de un concepto interinstitucional y bajo un esfuerzo focalizado en áreas priorizadas dentro del marco del Derecho Internacional de los Derechos Humanos, se van a reducir los principales delitos. Junto con la Fiscalía General de la Nación, se actuará contundentemente para fortalecer la confianza de la ciudadanía, teniendo en cuenta que los delitos priorizados son el homicidio, hurto, tráfico de estupefacientes y extorsión.

 

Queremos al final de este ejercicio generar unos ambientes suburbanos con mejores condiciones de seguridad y convivencia ciudadana, a través de la presencia permanente de Ejército, Armada y Policía Nacional en puntos estratégicos, donde vamos a tener apoyo de la Fuerza Aérea, con medios aéreos de reconocimiento y movilidad.

 

Estos son los planes operacionales más importantes que está desarrollando el Ejército Nacional actualmente. De igual forma es relevante resaltar que dentro del Plan Victoria Plus hay dos grandes elementos: el esfuerzo armado y el no armado, en este segundo se está desarrollando la Campaña Fe en Colombia, la cual está articulada con el Comando de Acción Integral y Desarrollo del Ejército, que con sus ocho batallones continúa trabajando en pro de las comunidades para lograr junto al componente militar la estabilización de las regiones. No obstante, el Estado es consciente  de que hay brechas que deben cerrarse, tal es el caso de la construcción de vías, puentes, proyectos productivos, mejores escuelas, entre otras, por eso las demás entidades también juegan un rol fundamental en este proceso.

 

Finalmente, estamos afrontando esas amenazas asimétricas que todos los días van apareciendo, mediante el cumplimiento de nuestra misión de defender la soberanía, independencia, integridad territorial, orden constitucional y proteger la población civil, recursos privados y estatales en el teatro de operaciones terrestre, para neutralizar las amenazas internas y externas aportando a la tranquilidad del pueblo colombiano.

 

  •