Siempre hay que crecer, el único límite está en la cabeza

El humorista que en la actualidad revoluciona a Colombia les cuenta su historia a los soldados del Ejército Nacional, en una entrevista en la que deja al descubierto sus más grandes pasiones, el amor por su labor y su deseo de superación.

Lokillo pasó de ser un niño trovador a saltar a los grandes escenarios del humor en de Colombia y el mundo.

Foto: SLP. Giovanny Ladino

Seguramente, si en este momento un periodista saliera a las calles a preguntarles a los colombianos cómo les parece la carrera de Yedinson Flórez Duarte, muy pocos lograrían responder, pero caso contrario sucedería si la pregunta va dirigida a Lokillo o Rastacuando. El joven antioqueño ha revolucionado el mundo del humor en el país, hasta el punto de convertir su talento en calidad de exportación.

 

En esta la edición 41 de la Revista Primera Línea, Lokillo les contó apartes de su vida a los soldados del Ejército Nacional, y les ha dejado como mensaje principal la lucha por los sueños y la necesidad de superación que debe estar implícita en el ser humano en cada uno de sus actos.

Video

¿Quién es Lokillo?

Lokillo es el mismo Yedinson Flórez. Soy comediante. Empecé como trovador desde muy niño, más o menos tenía 12 años, lo que me fue llevando a los medios de comunicación, a hacer radio principalmente, y eso ya me fue llevando a la comedia hasta llegar a tener mi propio espectáculo.

 

Regresemos años atrás. Háblenos de su niñez.

Fue una niñez muy normal, muy tranquila, estudiando en la escuela en Dadeiba, Antioquia, donde nací. Una zona bastante afectada por el conflicto armado, donde compartía mi hogar con mi papá, mi mamá y una hermanita, que era la única que tenía en ese momento. Era un niño muy tímido y tenía una vida de pueblo: de ir a misa el domingo, de hacer mercado después de ir a la iglesia y de jugar en el andén de la casa.

 

¿En qué momento llega a vivir a Medellín?

El conflicto armado nos desplazó hacia Medellín, donde no teníamos muchas facilidades económicas y me tocó ir a trabajar a las calles. En ese momento tenía la inquietud de cómo me conseguía algo de dinero para apoyar a mis papás. Comencé a trabajar vendiendo dulces, cuidando puestos o vendiendo helados. Me volví muy rebuscador, tratando de sobrellevar esa situación difícil de vivir en un lugar que no era el nuestro (…).  Para ese entonces, era compartir con pelados que guerrean en la calle y que tienen otro pensamiento de la vida. Siempre digo que eso me hizo madurar desde muy pequeño, porque la vida en la calle no solo tiene vicios y violencia, también tiene grandes enseñanzas, aprendizaje y personas valiosas. Tenía acceso al VIP de la cruda realidad, de que, si hoy no hizo pesos, en la noche no come.

 

¿Recuerda su primera vez en una tarima trovando?

Fue en Dadeiba, pero realmente no sabía lo que estaba haciendo. Improvisé algunos versos y mi profesor de español me dijo «Eso que usted está haciendo es muy bonito del folclor colombiano, específicamente antioqueño», y me llevó a la cárcel del pueblo y ahí fue mi primer contacto con el aplauso. Luego ya en Medellín fui a un seminario con niños. Vi que lo hacían mucho mejor que yo y entendí que era algo de estudiar y de mucha disciplina para mejorar.

 

¿Quién lo bautiza Lokillo?

Un rey nacional de la trova, Fabio Franco, más conocido como Cacao, trovador ganador de muchos festivales en el país. En la caricatura del Pájaro Loco, el creador de este personaje siempre decía «vamos a ver que aventuras nos trae Lokillo el día de hoy», y a Fabio se le ocurrió ponerme así. Es algo muy común en el gremio para generar más recordación. Somos muchos, entonces es más fácil que nos distingan por ser Cuchara, Paila o Cachetón, que por nombre y apellido.

¿Su familia quería que usted fuera humorista?

Mi familia siempre me ha apoyado. Mi papá fue el primero que me llevó al semillero de trova y el que me dijo: «hágale que usted es capaz». Cada vez que me vio llorando porque me eliminaron en un festival siendo un niño, me dijo «usted tiene con qué. Prepárese, eche para adelante», y mi mamá siempre ha sido mi fan número uno. Hay algo muy curioso frente a ese tema que yo siempre recuerdo y es que mi mamá me cuenta que estando yo en la panza de ella, caminando por alguna trocha de Antioquia, cuando mi papá pegaba ladrillos y ella le hacía el almuerzo, ella le dijo a mi papá: «qué tal mijo que nuestro hijo un día sea de esos de la televisión», y él le respondió: «y, ¿por qué no?».

 

¿Cuándo da el saldo a los medios de comunicación?

Yo dinero para estudiar no tenía, entonces era o pedir trabajo en un local o venirme apostarle a la trova en Bogotá, que es la capital y es donde están los medios de comunicación. Después de un año de trabajar en fiestas de cumpleaños y demás, surge la posibilidad de acompañar a dos trovadores en el Canal Uno, en Pregunta Yamid, que eran Corozo y el Cachetón. Ellos resumían las noticias de la semana a manera de trova, y yo hacía la parte musical con el tiple. Uno de ellos se regresó a Medellín, y Corozo me llamó para trabajar en La Luciérnaga en el 2006.

Lokillo además de ser imitador también ha creado personajes propios, este es el caso de Rastacuando, que hoy lo catapulta como uno de los mejores del humor en el país.

Foto: SLP. Giovanny Ladino

¿Cuándo lo pica el bichito de la imitación?

Las mismas ganas de siempre renovarme me hicieron botar la pena, y le dije al doctor Hernán Peláez, entonces director de La Luciérnaga, yo puedo hacer la imitación del soldado Domínguez, que había sido recién liberado del secuestro, junto con otro grupo de soldados. Recuerdo la rueda de prensa donde él canta Cómo nos cambia la vida, canción compuesta por él en su secuestro. Entonces, intenté cantar como él y la voz me salió parecida.

 

¿Su personaje más querido?

En radio las imitaciones van dependiendo de la coyuntura y la actualidad. El alcalde Fico es bien aceptado, Maluma es muy divertido para mucha gente, Nairo Quintana cada año se pone de moda nuevamente por el Tour de Francia o por la Vuelta a España, James por su particularidad de hablar. No lo hago para humillar o para ofender al personaje, pero cómo imita uno a James sin hacer su «gagueo». Ahora, no solo han sido las imitaciones, sino la creación de personajes. Confieso que me divierto más creando personajes que imitando.

 

¿Qué significa para usted el personaje de Rastacuando?

Rastacuando se convirtió en mi carta de presentación mundial, un personaje que encierra una cantidad de elementos que automáticamente me diferenciaron del resto de comediantes (…). Es un tipo que tiene líneas cómicas, pero también tiene humor satírico, es musical, canta, pero también improvisa y su puesta en escena es divertida. Para mí es la bendición y el trampolín más grande. Este es el resultado de mucho tiempo de trabajo y aprendizaje. No es un golpe de suerte.

 

Su mensaje para los soldados de Colombia

A todos los soldados de Colombia, mi admiración, que es la misma de todos los colombianos. Ninguno de nosotros conoce y ni siquiera se imagina las situaciones que han tenido que vivir muchos de ustedes. Yo les deseo lo mejor, sea lo que sea que uno esté haciendo siempre hay oportunidad de crecer. El único límite está en la cabeza. Disfruten lo que estén haciendo. Háganlo de la mejor manera, y esfuércense por ser siempre mejores. Gracias por el servicio que nos prestan de manera tan bonita y honesta para todos los colombianos.

 

Director General

GR. Ricardo Gómez Nieto

Comandante Ejército Nacional

 

MG. Luis Fernando Navarro Jiménez

Segundo Comandante del Ejército

 

CR. Sandra Colmenares

Directora de Comunicaciones Estratégicas

 

MR. Jorge Antonio Solano

Oficial de seguimiento y evaluación

ST. Sebastian  Ospino

Coordinador de diseñadores gráficos

 

Julieth Zapata Gallo

Adriana Flórez

Redacción general Revista Primera Línea

 

Kelwyn Muñoz Salinas

Diseño y diagramación

 

Juan Camilo Peña Jiménez

Ingeniero de Desarrollo Web

ESPRO

CENAE

BR n.° 18

SLP. Tailo José Sibaja díaz,

SLP. José Ángel Pérez castro,

SLP. Jeisson Romero Carranza,

Juan Camilo Romero Avendaño,

Juan Sebastián Feliciano

Edición y fotografía

 

Colaboración

Edinson Flórez Duarte,

TE. Alexandra Guzman,

TE Carlos Vargas

Ejecutiva de Ejército

MÓNICA AZZA

monicaa@ejercito.mil.co

 

Visítanos:  www.ejercito.mil.co

 

Derechos reservados. Revista Ejército es una publicación que  difunde información de interés nacional, sobre temas de carácter militar y/o civil. Las opiniones expresadas en ella por autores militares y civiles son de su exclusiva responsabilidad y no reflejan necesariamente el pensamiento de la Institución.

Derechos reservados. Revista Ejército es una publicación que  difunde información de interés nacional, sobre temas de carácter militar y/o civil. Las opiniones expresadas en ella por autores militares y civiles son de su exclusiva responsabilidad y no reflejan necesariamente el pensamiento de la Institución.

Director General: Gr. Ricardo Gómez Nieto Comandante Ejército Nacional | Segundo Comandante del Ejército: MG. Luis Fernando Navarro Jiménez |Directora de Comunicaciones Estratégicas: CR. Sandra Colmenares | Oficial de seguimiento y evaluación: MR. Jorge antonio solano | Coordinador de diseñadores gráficos: ST. Sebastian  Ospino | Redacción general Revista Primera Línea: Julieth Zapata Gallo, Adriana Flórez | Diseño y diagramación: Kelwyn Muñoz Salinas | Ingeniero de Desarrollo Web: Juan Camilo Peña Jiménez | Edición y fotografía: ESPRO, CENAE, BR n.° 18, SLP. Tailo jose sibaja díaz, slp. josé ángel pérez castro, Slp. Jeisson romero carranza, juan camilo romero avendaño, juan sebastián feliciano | Colaboración:  edinson Flórez Duarte, TE. Alexandra Guzman, TE Carlos Vargas | Ejecutiva de Ejército: MÓNICA AZZA | monicaa@ejercito.mil.co

 

Visítanos: www.ejercito.mil.co